Novedades >> Opinions >> Guy Sorman

Guy Sorman

publicista

Los precios del petróleo y del gas no son las únicas razones de la recuperación económica de Rusia.

De hecho, la recuperación empezó antes del boom petrolero, gracias al espíritu emprendedor ruso y la introducción del libre mercado.

Las personas tienden a olvidar que Yeltsin había heredado una economía casi totalmente dependiente del petróleo. Rusia sólo podía alimentar a su pueblo con la importación de alimentos a cambio de aceite, una decisión tomada en los años veinte después de que la colectivización de Stalin destruyó la agricultura del país. Como los precios de la energía se desplomaron en la década de los ochenta, Mikhail Gorbachov endeudó al país profundamente para mantener los niveles de subsistencia alimentaria. Cuando Yeltsin llegó al poder en 1991, Rusia estaba al borde de la hambruna y no se encontraba en condiciones de pagar sus deudas. La economía se había detenido y la producción de petróleo estaba disminuyendo. Fue sólo después de la privatización de Gaidar que la producción repuntó.

Es cierto que los llamados oligarcas –las élites rusas con buenas conexiones– se enriquecieron al comprar empresas estatales por chirolas. Sin embargo, también resucitaron la economía. Sus empresas salvaron a Rusia.